Foro Cuba Debate
Regístrate a nuestro foro y debate libremente sobre Cuba en un ambiente de cordialidad y respeto. Todos los puntos de vista y perspectivas son bienvenidas sean de un lado u otro del espectro político.

UN LIGERO CAMBIO DE AIRE EN MIAMI

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

UN LIGERO CAMBIO DE AIRE EN MIAMI

Mensaje por El Compañero el Jue Nov 27, 2008 8:46 am

Controversial articulo de Perez-Stable, sociologa con vinculos legendarios al ICAP en Cubaque se remontan a los 1970s cuando defendio su disertacion y con rumores de acusaciones sobre supuestas actividades de espionaje de esta en favor del regimen de Castro. Incluí este articulo por lo controversial y porque motiva al debate.

¿Que comentan sobre lo que expresa Marifeli Pérez-Stable en su articulo?

Saludos cordiales,

El Compañero.

¿Que opinan de esta parte? ¿Nubarrón?

Pero ¿cuál fue la actitud del electorado cubanoamericano en los comicios del 4 de noviembre? Tal vez el único nubarrón ese día fue la derrota de Raúl Martínez y Joe García -demócratas cubanoamericanos- frente a los hermanos Lincoln y Mario Díaz-Balart. En cuanto a la reelección de Ileana Ros-Lehtinen se daba por sentada. No obstante, y pese a la victoria de esos tres republicanos, los resultados del 4 de noviembre apuntan algunos cambios en el electorado cubanoamericano.

Un ligero aire de cambio en Miami
MARIFELI PÉREZ-STABLE 27/11/2008

El 1 de enero de 2009 se cumple el 50º aniversario de la revolución cubana. Apenas tres semanas después, Barack Obama tomará posesión de la Casa Blanca con sólo un problema en común con los diez presidentes que le antecedieron: un Gobierno en La Habana presidido por uno de los hermanos Castro.

Barack Obama ha conseguido más apoyo entre los cubanos de EE UU que Gore y Kerry

Obama, sin duda, se enfrenta a un Estados Unidos colmado de dificultades que exigirán su máxima atención. Así y todo, debe implementar rápidamente lo que, con relación a Cuba, prometió en Miami el pasado 23 de mayo: "De inmediato autorizaré los viajes a la isla y las remesas por razones familiares sin restricción alguna". Debe revertir las restricciones impuestas por la Administración Bush en 2004: un viaje cada tres años, y solamente si se trata de familiares por línea sanguínea directa, y limitación de las remesas a éstos a un monto de 1.200 dólares al año. También debe, y ya es hora, trazar una política audaz respecto a La Habana.

Liberar los viajes familiares y las remesas puede parecer poca cosa pero no lo es. Bien pudiera alterar el orden de los factores de manera tal que se alterara el producto. En 1979 más de 100.000 cubanoamericanos viajaron a la isla por razones familiares y, de paso, desataron una de las situaciones políticas más difíciles encaradas por el régimen. El éxodo por el puerto del Mariel de unos 125.000 ciudadanos -casi todos jóvenes- no sólo puso al desnudo las tensiones en la sociedad cubana, sino que deslució la imagen de Cuba considerablemente.

Hoy la sociedad cubana es mucho más frágil y, por tanto, la simple reversión a las regulaciones existentes antes de 2004 -viajes una vez al año y remesas por un máximo de 1.200 dólares al año incluyendo también a tíos, primos y sobrinos- le vendría a La Habana como anillo al dedo. Aliviaría necesidades humanitarias y materiales sin demasiados trastornos políticos.

Pero ¿cuál fue la actitud del electorado cubanoamericano en los comicios del 4 de noviembre? Tal vez el único nubarrón ese día fue la derrota de Raúl Martínez y Joe García -demócratas cubanoamericanos- frente a los hermanos Lincoln y Mario Díaz-Balart. En cuanto a la reelección de Ileana Ros-Lehtinen se daba por sentada. No obstante, y pese a la victoria de esos tres republicanos, los resultados del 4 de noviembre apuntan algunos cambios en el electorado cubanoamericano.

La encuesta a pie de urna llevada a cabo por Bendixen y Asociados con casi 12.000 votantes -incluyendo unos 3.900 cubanoamericanos- en el condado de Miami-Dade nos brinda una perspectiva nueva. Aunque el 65% de los cubanoamericanos votó por John McCain, Obama arrasó en ese condado, 58-42, y ganó en Florida, 51-48. Al igual que Bill Clinton en 1996, un 35% del voto cubano le bastó para sumar los 27 votos electorales de ese Estado.

Además, los cubanoamericanos que optaron por Obama muestran un perfil con futuro: el 61% nació en Estados Unidos, el 65% tiene entre 18 y 29 años, un 58% emigró después de 2000 y el 49% salió de Cuba en los años noventa. Así que la ventaja republicana se debió principalmente a los mayores de 50 años y al exilio histórico, en ambos casos, sobrerepresentados electoralmente.

En 2007, una encuesta de la Florida International University -la octava desde 1991 entre cubanoamericanos- arrojó que un 55% favorecía el levantamiento pleno de las restricciones a los viajes, mientras que sólo un 46% lo hacía en la encuesta anterior de 2004. Al mismo tiempo, el 43% se oponía al embargo, un salto de nueve puntos en tres años. Desde finales de los noventa, las tendencias a favor de un diálogo nacional entre cubanos sin la participación de Estados Unidos han sido mayoritarias. Por último, los que emigraron a partir de 1985 y los nacidos en Estados Unidos se inclinan, mayormente, por la apertura.

Por supuesto, este argumento se habría fortalecido dramáticamente si tan sólo uno de los cubanoamericanos demócratas hubiera ganado. Pero tampoco se puede tapar el sol con un dedo. El Miami cubano está en transición y, tarde o temprano, lo constataremos también en las urnas. Si bien los que esgrimen la llamada línea dura frente a La Habana han prevalecido hasta ahora en las elecciones y ante Washington, las cosas podrían cambiar y, de hecho, no serán del todo igual bajo el Gobierno de Obama.

Aunque sobran las razones humanitarias para autorizar los viajes y las remesas a Cuba sin restricción alguna, también abundan las políticas. Obama recuperó el voto cubanoamericano a los niveles de Clinton, superando con creces a los de Al Gore (18%) y John Kerry (25%). Por demás, el 35% que apoyó a Obama es partidario del levantamiento de las restricciones y representa la base cubanoamericana del Partido Demócrata. La plena libertad de viajes y remesas a Cuba pudiera alterar, igualmente, el orden de los factores en el sentido de acentuar la tendencia creciente a favor de los demócratas en el Miami cubano.

En su momento, el presidente Obama hará una evaluación de la política de Estados Unidos hacia Cuba que dependerá, en parte, de lo que haga, o deje de hacer, el Gobierno cubano. Mientras tanto, lo de los viajes y las remesas bien pudiera desvelar que, a pesar de todo, la apertura es la verdadera línea dura.

Marifeli Pérez-Stable es vicepresidenta de Diálogo Interamericano, en Washington, y profesora de la Florida International University, en Miami.

_________________
"Confiamos en que la pureza de nuestra intención nos traiga el favor de Dios para lograr el imperio de la justicia en nuestra patria. Si caemos, que nuestra sangre señale el camino de la libertad. Porque, tenga o no, nuestra acción el éxito que esperamos, la conmoción que originara nos hará adelantar la senda del triunfo."
José Antonio Echevarría : La Habana, 13 de Marzo de 1957.
-------------------
http://politicacubana.blogspot.com
http://elarchivodelchiva.blogspot.com
avatar
El Compañero
Admin/Fundador de Cuba Debate
Admin/Fundador de Cuba Debate

Masculino
Cantidad de envíos : 7156
Localización : Donde mora la libertad, allí está mi patria
Empleo /Ocio : Debatir/Intercambiar ideas sobre temas cubanos e internacionales
Humor : Cubano
Efectividad de Comentarios y Análisis : 85
Puntos : 45022
Fecha de inscripción : 17/06/2008

http://politicacubana.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.