Foro Cuba Debate
Regístrate a nuestro foro y debate libremente sobre Cuba en un ambiente de cordialidad y respeto. Todos los puntos de vista y perspectivas son bienvenidas sean de un lado u otro del espectro político.

Nuestros hijos se prostituyen por gusto

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Nuestros hijos se prostituyen por gusto

Mensaje por Videl Rastro el Dom Ene 11, 2009 1:56 pm

Entre las Universidades de Santa Clara de Cuba y la de Oviedo de España se desarrollaron varios eventos de Filosofía, entre ellos un debate en 1995. Ambos grupos compartían algo llamado Materialismo filosófico, con contenidos bastante diferentes: mientras los cubanos recitaban la carretilla marxista, los españoles les hacían muchas críticas, aún compartiendo algo más por complicidad gremial que por razones académicas. En un debate sobre un libro del cubano pablo guadarrama terció David Alvargonzález criticando la falta de precisión conceptual cuando habla de autodeterminación, emancipación del proletariado y hombre nuevo. Entonces le criticaba esa ilusión de cambiar a las personas en su manera de ser. Este es un fragmento de la intervención de David A, en el cual quiere ejemplificar ese problemático y peligroso asunto del "hombre nuevo":


"Un alto dignatario cubano declara, en un discurso ante el parlamento, a propósito de los «grupos de apoyo al turismo internacional», esos grupos sobre todo de mujeres que entregan el «delicioso fruto revolucionario» a los turistas, pues digo, que un alto dignatario declara en un discurso ante el parlamento cubano: «nuestra jóvenes se prostituyen por gusto, no por necesidad, lo hacen por la alegría natural del cubano» (estas son las declaraciones textualmente que aparecieron en un conocido semanario español de tirada internacional). Es seguro que se podrá decir, que estas señoras hacen lo que hace porque subjetivamente, desde su interior, les sale ese comportamiento. O porque la identidad étnica de la alegría caribeña se expresa de ese modo. Yo no dudo que eso sea así, les saldrá de su interior o, será un componente de su identidad cultural. Pero precisamente, en este caso, si las condiciones idiosincrásicas sobre las que se está efectuando la acción política son esas, pues habrá que tenerlas en cuenta, pero para cambiarlas.


Otro caso español, en donde se habla de identidad cultural también en términos muy oscuros. Un alto dignatario catalán, dice hace unos días, que «tiene que el pueblo catalán tiene que felicitarse, porque la identidad cultural catalana, que hace quince años corría peligro de desaparecer, fue rescatada heroicamente a tiempo y, gracias a Dios, hoy, quince años después, goza de buena salud». Traducido esto a términos del materialismo filosófico: un grupo de políticos profesionales con mentalidad de tenderos (usando aquí aquella expresión que Platón aplicaba a los egipcios), apoyados por otro grupo (con nombres y apellidos) de «sociedad civil», que se emociona con los goles del Barça y con las declaraciones públicas de la Caballé, pues esos grupos están muy satisfechos por los resultados de un chantaje realizado a un gobierno débil que les permite reconstruir el Liceo para seguir oyendo las declaraciones de la Caballé y pagar los contratos millonarios de los jugadores de fútbol, para seguir emocionándose con los goles del Barça (aunque también se emocionan muchos de ellos con la boda de la infanta, aunque no sea catalana).

Lo que quiero decir con estos ejemplos (que son sólo eso, ejemplos, indicios tomados de la actualidad) es que, recogiendo lo que decía el profesor Bueno, hablar del hombre en sentido indeterminado, del «hombre que se autodetermina», que «rescata su subjetividad», que se «emancipa», que se «deshumaniza» y se «rehumaniza», no tiene ningún sentido preciso. Porque ¿que hombre es el que se emancipa y de qué o de quién se emancipa? El hombre de la sociedad española, por ejemplo, no tiene ningún sentimiento emic de no estar emancipado, o de no estar humanizado, o de no estar determinado, y autodeterminado y requetedeterminado. Todo esto hay que precisarlo y, por la experiencia nuestra, si se precisan todos estos términos, ocurre que todas estas nociones, como autodeterminación, rescate de la subjetividad, emancipación, deshumanización, rehumanización, &c., desaparecen. Y entonces hay que redefinir qué es lo que se quiere decir cuando se dice humanismo y qué es lo que se quiere decir también cuando se invoca el humanismo de Marx. Pero, en fin, como es muy tarde voy a dejar aquí mi comentario."


http://www.filosofia.org/mon/cub/dt005.htm

Videl Rastro
Forista Activo
Forista Activo

Masculino
Cantidad de envíos : 384
Localización : Somewhere over the rainbow
Humor : Cbua....territorio ja ja ja ja de America
Efectividad de Comentarios y Análisis : 0
Puntos : 15542
Fecha de inscripción : 17/06/2008

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.