Foro Cuba Debate
Regístrate a nuestro foro y debate libremente sobre Cuba en un ambiente de cordialidad y respeto. Todos los puntos de vista y perspectivas son bienvenidas sean de un lado u otro del espectro político.

HISTORIA Y EVOLUCION DEL USO DE LA ANESTESIA QUIRURGICA EN CUBA PARTE VI

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

HISTORIA Y EVOLUCION DEL USO DE LA ANESTESIA QUIRURGICA EN CUBA PARTE VI

Mensaje por El Compañero el Sáb Jun 28, 2008 11:38 am

La historia del descubrimiento

Cuando se ofreció por primera vez la noticia del descubrimiento de la anestesia, se dijo que los autores fueron el doctor D. T. Jackson, químico eminente de Boston y el doctor Morton, dentista de la misma ciudad. Días después, cuando el doctor Vicente A. de Castro dio a conocer que había usado las inspiraciones de éter con el fin de producir anestesia, aseguraba que había sido el doctor Jackson el primer facultativo que había aplicado a la cirugía los vapores etéreos para evitar los dolores en las operaciones.

Asimismo lo considera el doctor Ramón L. Miranda en su documentado trabajo sobre anestesia local, en el cual hace reseña histórica del descubrimiento, afirmando: A fines de 1846, un distinguido médico y químico americano hizo conocer las propiedades que poseen las inhalaciones de éter para suprimir el dolor en las operaciones quirúrgicas; y por todas partes del mundo el descubrimiento de Jackson fue experimentado y acogido con entusiasmo. En el discurso de contestación a este informe el doctor Luís Ma. Cowley une el nombre de Morton al de Jackson. Pero posteriormente Santos Fernández vuelve a conferirle exclusividad a Jackson.

Hasta 1894 sólo el nombre de Jackson aparece preferentemente como autor de este grande descubrimiento, recibido con entusiasmo, fe y admiración por los médicos, cuyas alabanzas se recogen tan expresivamente en estas palabras de Cowley: Gracias, pues, a los importantes e imperecederos descubrimientos de Jackson y Morton, el cruel fantasma del dolor ha desaparecido en las operaciones, el ay penetrante que llenaba de angustia y pavor a los enfermos postrados en el lecho del dolor, la maldición del Creador sobre Eva y sus descendientes, condenadas a parir con dolores como uno de los medios de expiar la culpa del pecado, han desaparecido bajo la influencia de los anestésicos. Ese año la Academia de Ciencias conmemora el cincuentenario del descubrimiento y Santos Fernández proclama a Horace WeIls como el verdadero descubridor y afirma que viene a hacerle justicia.

Toda la gran tragedia que engendró este descubrimiento dividió a la opinión médica mundial, tomando partido según fuera la influencia que sobre ella se ejerciera. Así, entre nosotros, resulta admisible que durante tanto tiempo se considerara a Jackson como autor del descubrimiento, pues reflejábamos esencialmente las opiniones y criterios de los centros médicos franceses. Y en la gran disputa entre Jackson y Morton, Francia se inclinó al primero, no obstante la exclamación de Velpeau "me resisto a creer que Morton no sea más que un instrumento que ha actuado simplemente siguiendo las instrucciones de Jackson".

No es hasta 1905 en que aparece mencionado, por primera vez entre nosotros, el nombre de Morton como el descubridor de la anestesia en un trabajo del doctor Enrique Barnet, "Concepto actual de la Medicina", cuando expresa: "Merced, a Morton, con la anestesia por el éter; merced a Simpson, con la del cloroformo y merced a Corning con la de la cocaína intrarraquídea, la sala de operaciones no es ya la sala del terror de los pasados tiempos".

No obstante esto, el doctor Cuervo Rubio, en 1917, en su trabajo Analgesia Obstétrica, se hace eco de la opinión de Gwathmey, que adjudica la primacía del descubrimiento a Crawford W. Long. a pesar de reconocer que la ciencia nada debe a él, por no haber divulgado sus experimentos.

En 1924 el doctor Morales García, en su trabajo de ingreso como Académico de número, afirma: es Morton quien, después de las tentativas de Horacio Wells, utilizó el éter para eliminar el dolor en las operaciones. Este mismo año el doctor Luís Hevia ante el VI Congreso Médico Nacional, haciendo historia del descubrimiento de la anestesia, declaró que a Morton corresponde la verdadera introducción del éter.

Con e! tiempo cada sombra adquiere su verdadera altura, y así, en la distancia de un siglo, la silueta de Morton se perfila en rasgos propios, únicos, como el gran bienhechor a quien la humanidad debe el más poderoso recurso en el alivio del dolor, como uno de los grandes doctores en la historia del progreso médico.


Anestesia endovenosa

La práctica sistemática de este proceder anestésico se inicia con la introducción del amytal sódico en 1927, siendo los primeros casos reportados los señalados en las estadísticas de los doctores Lastra y Montenegro. El 6 de diciembre de 1929, el doctor J. A. Presno llevó a cabo la primera tiroidectomía subtotal por bocio tóxico con esta clase de anestesia.

Ese mismo año se introduce la avertina y comienza a desplazar al amytal sódico, particularmente en la cirugía de bocio, donde parece tener la avertina una indicación preciosa. El amytal sustituye a la morfina como medicación preanestésica.

Al amytal lo reemplaza el Evipán sódico, cuyos efectos clínicos y farmacológicos fueron enunciados en 1932 y del cual se publicó en 1933 el primer artículo sobre su acción anestésica. Entre nosotros, en 1936, los doctores Arazoza y Chomat resumen su experiencia señalando que es un hipnótico profundo, que produce una anestesia muy segura para las operaciones pequeñas y de consideración. En 1941, en un trabajo leído en un staff-meeting del Hospital de la Policía por el Tte. Evaristo Gómez, éste da a conocer los resultados de su uso a grandes dosis.

En 1934, Lundy introdujo el uso del penthotal sódico, por administración intravenosa intermitente, cuyo poder anestésico era más potente que el Evipán. Ampliamente usado en los Estados Unidos, en la Clínica de los Hnos. Mayo, ha tenido también un gran uso entre nosotros. En 1938 publicó el doctor Ricardo Machín las primeras observaciones de anestesia por esta droga. Y en 1945 los doctores Méndez Peñate, Somoano y Godínez, presentan en la sección de anestesiología de la Sociedad Cubana de Cirugía, un documentado artículo sobre el uso de esta droga asociado a la administración de oxígeno anhídrido carbónico. Hoy esta clase de anestesia se practica regularmente, manteniéndose el penthotal como el agente único, con el cual afirman nuestros anestesistas se obtiene una buena anestesia, siempre que sea administrada cuidadosamente.

La anestesia moderna

La historia de la anestesia general en nuestro país, está vinculada estrechamente a dos hospitales, uno continuación del otro. La primera aplicación tuvo lugar en el San Juan de Dios, y cuando sobre sus ruinas se alzó el Hospital Nuestra Sra. de las Mercedes, éste recogió su tradición y continuó impulsando el uso y progreso de la anestesia quirúrgica.

En este último hospital los médicos, después de dos años de internado, tenían el derecho de presentarse como aspirantes a una plaza de anestesista que se disfrutaba por el período de un año, lo que explica por qué muchos médicos distinguidos, clínicos y cirujanos, fueron anestesistas, entre ellos el más connotado, el doctor Luís Ortega Bolaños, más tarde profesor de Clínica Médica de la Facultad de Medicina. En 1907 había realizado ya más de 4,000 anestesias, habiendo publicado en 1906 un trabajo titulado “Breves consideraciones sobre la anestesia publicado en aparatos construidos para su administración", en el que da a conocer los distintos modelos de aparatos que venían utilizándose para la aplicación anestésica, entre ellos el más usado generalmente en Francia, el de Ricard, en el propósito de interesar la atención médica sobre estos avances, oponiéndolo al viejo hábito de utilizar sistemáticamente la mascarilla de Esmach.

Cábele, pues, al Hospital Nuestra Sra. de las Mercedes, el privilegio de haber sido el que primero intentara especializar a médicos en anestesiología, sacando de manos de cirujanos la práctica de esta terapéutica del dolor quirúrgico, realizando así los deseos de Santos Fernández de que la anestesia fuera dada por una persona práctica. En una escuela así tendría que surgir, más tarde o más temprano, un médico que se dedicara exclusivamente a esta rama de la medicina, que la profesara con entusiasmo y que fuera el pionero creador de la especialidad. La gloria le ha correspondido al doctor Luís Hevia, que por inclinación natural decidió toda su orientación profesional hacia la anestesiología. Es el primer médico cubano que la cultivó como su única y exclusiva especialidad.

_________________
"Confiamos en que la pureza de nuestra intención nos traiga el favor de Dios para lograr el imperio de la justicia en nuestra patria. Si caemos, que nuestra sangre señale el camino de la libertad. Porque, tenga o no, nuestra acción el éxito que esperamos, la conmoción que originara nos hará adelantar la senda del triunfo."
José Antonio Echevarría : La Habana, 13 de Marzo de 1957.
-------------------
http://politicacubana.blogspot.com
http://elarchivodelchiva.blogspot.com

El Compañero
Admin/Fundador de Cuba Debate
Admin/Fundador de Cuba Debate

Masculino
Cantidad de envíos : 7156
Localización : Donde mora la libertad, allí está mi patria
Empleo /Ocio : Debatir/Intercambiar ideas sobre temas cubanos e internacionales
Humor : Cubano
Efectividad de Comentarios y Análisis : 85
Puntos : 43172
Fecha de inscripción : 17/06/2008

http://politicacubana.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.