Foro Cuba Debate
Regístrate a nuestro foro y debate libremente sobre Cuba en un ambiente de cordialidad y respeto. Todos los puntos de vista y perspectivas son bienvenidas sean de un lado u otro del espectro político.

Diatriba geométrica.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Diatriba geométrica.

Mensaje por Patrio el Vie Jul 02, 2010 4:40 am




El socialismo es la antítesis del bienestar y basta echar una ojeada a la historia contemporánea para atribuir condición de certeza a tal afirmación. Socialismo es sinonimia de restricción, merma, miseria, represión, censura y cuanto adjetivo implique un deterioro social progresivo. El caso cubano es un ejemplo vivo del desastre de un proyecto acreditado como socialista, donde tras cinco décadas su principal renglón exportable, el azúcar, hoy marca resultados similares en su producción a los de 1905: 1,2 millones de toneladas. Ni siquiera la retórica de los artículistas del régimen dictatorial de La Habana, verdaderos émulos de Plutarco y Cicerón son capaces de paliar tamaña incompetencia.
La inutilidad del proyecto fidelista es un hecho real, apreciable y cuantificable. Negar los hechos y la estadística del fracaso, es aferrarse con ribetes marxistas a la utopía de una corriente filosófica, que ha costado a la especie humana millones de vidas en el siglo XX. Enaltecer los llamados "programas sociales", en detrimento de mostrar las horrendas realidades de la revolución cubana, es no sólo pecar de ignorancia histórica sino de franco irrespeto al derecho de una población, a recuperar las libertades cercenadas desde enero de 1959. La debacle es evidente, como también es un hecho que cinco décadas de aislamiento por parte de las administraciones norteamericanas a la isla, no han hecho más que blindar la dictadura cubana dentro de sus fronteras bajo el mediático disfraz del escuálido David frente al vecino Goliath.
Era de esperar como es lógico, que la decisión de la Comisión de Agricultura de la Cámara de Representantes en Washington de autorizar los viajes de estadounidenses a Cuba y la venta de alimentos a la ínsula, provocara un verdadero avispero en el exilio cubano, que aferrado a posiciones muy válidas en otros tiempos observa el goteo inexorable de los almanaques sin avistar la solución a su propio problema, la libertad de su país. Mientras tanto, lo más razonable para los "verticales" ha sido enfrascarse en una verdadera confrontación de epítetos dirigidos en especial, a los disidentes u opositores que firmaron la epístola conocida como "la de los 74". Les hacen responsables de la decisión de la Cámara de Representantes estadounidense en acto de proporciones circenses, que no resiste el menor análisis pues es elemental que la firma de una petición de 74 cubanos, no tiene la menor influencia en la decisión de los políticos norteños. Pero los epítetos vastos y soecez, han caído desde medio mundo, incluso desde las orillas del Sena donde una enfant terrible les ha endilgado la condición de traidores. Bajas pasiones humanas, que cobran vida por las tierras de Balzac y Sthendal, el cubano de a pie tiene hoy que tener la fe de Heinrich Schliemann para pensar en su futuro más inmediato, la libertad se oculta a los ojos de muchos como el célebre tesoro de Príamo por razones obvias: una dictadura brutal y la idiosincracia particular del cubano, esa tendencia genética al protagonismo desmedido.
El socialismo es el reverso del capitalismo en todos los aspectos, son incompatibles y por ende un socialismo con dinero es un concepto irreal. Es cierto que la cúpula dirigente cubana con tal de sobrevivir es capaz de violar sus preceptos más elementales y lo ha demostrado. Hace unos años aceptó la condición de religiosos en los militantes de su partido comunista, cuando un comunista es ateo por definición, pero no tuvo otro remedio que conciliar dos conceptos antagónicos en esencia para sobrevivir y lo hizo, pero hoy tiene que aceptar que puede llamarse fidelista pero no comunista, porque es conceptualmente absurdo. Y así pasará con los viajes de estadounidenses a la isla, la repercusión de la primera visita de la comunidad cubana del exilio a la isla fue explosiva a tal punto que la férrea cortina de hierro ideológica se agrietó hasta sus cimientos, como también la visita de norteamericanos a la isla favorecerá en mayor o menor medida información y sobre todo un ejemplo visual a un pueblo ansioso de libertades, vivir para ver.
Los verticales han de decantarse de una vez y por todas, por aceptar que la tendencia lineal de la opinión no es objetiva, el día que graduen sus lentes como para poder apreciar que la opinión del exilio puede alcanzar los 360 grados, el día que nos nucleemos en la circunferencia en pos de la inclusión, comenzaremos a ser lo suficientemente fuertes como para ser tenidos en cuenta.
Patrio

Patrio
Ganador por Votación del Foro al Premio Golden Post por Mejor Articulo Original
Ganador por Votación del Foro al Premio Golden Post por Mejor Articulo Original

Cantidad de envíos : 279
Efectividad de Comentarios y Análisis : 18
Puntos : 15887
Fecha de inscripción : 18/06/2008

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.